Efecto de la Modelación Táctica Sobre la Frecuencia de Elección de los Fundamentos Tácticos de Ataque en Fútbol

Francisco Javier Ocaña-Wilhelmi 1, Gabriel Delgado-García 1
1 Facultad de Ciencias del Deporte. Instituto Mixto Deporte y Salud. Universidad de Granada

Resumen

Este estudio tuvo como objetivo cuantificar y comparar las demandas tácticas de los futbolistas durante small side game (SSG). Participaron 40 jugadores divididos en dos grupos, 20 en el grupo control (edad: 11,38 ± 0,31 años, altura: 150,45 ± 7,85, peso: 46,25 ± 10,67 kg) y 20 en el grupo experimental (edad: 10,52 ± 0,28 años, altura: 142,8 ± 5,41 cm, peso: 37,30 ± 5,94 kg). Los fundamentos tácticos de ataque fueron medidos dos veces antes y dos veces después del tratamiento, en formatos de 3x3 y 6x6+GK. Los datos muestran que el tratamiento experimental tuvo un efecto positivo para fomentar el uso de los fundamentos tácticos respecto al tratamiento control. También la contrastación es significativa en cuanto a la comparación entre pre-test y post-test del grupo que recibió la modelación táctica. Así mismo la frecuencia de los fundamentos tácticos con el tratamiento experimental demuestra un efecto superior cuando el formato de juego es 3x3 en cuanto al 6x6+GK. La modelación táctica es un tratamiento efectivo para promover la cooperación colectiva de jugadas basadas en la táctica.

Palabras Clave: Futbol, juegos reducidos, jugadas., fundamentos tácticos

Abstract

The goal of this research was quantify and compare footballer’s tactical requirements during a small side game (SSG). 40 players were divided in two groups, 20 in the control group (Age: 11,38 ± 0,31 years, Height: 150,45 ± 7,85, Weight: 46,25 ± 10,67 kg) and 20 in the experimental group (Age: 10,52 ± 0,28 years, Height: 142,8 ± 5,41 cm, Weight: 37,30 ± 5,94 kg). Tactical fundaments of attack were measured twice before and twice after the play, in 3x3 and 6x6+GK mode. Data shows like the experimental treatment had a positive effect and promoted the use of tactical fundaments respect the control group. The improvement in the experimental group was significant between the test before the training and after it. Furthermore, results evidence an use of tactical fundaments more often with the 3x3 play mode than with the 6x6+GK play mode. Tactical modelling is an effective treatment to promote the collective cooperation of plays based on the tactic.

Keywords: Football, small side game, plays, tactical fundamentals

INTRODUCCIÓN

Análisis de partidos de futbol muestran que los jugadores están en posesión de la pelota solo el 2% de la duración del juego (Katis y Kellis, 2009). El resto de los jugadores realizan desplazamientos sin balón sobre la base de la táctica del equipo. El éxito de la táctica del equipo depende de la capacidad de los jugadores para cooperar con sus compañeros en las determinadas áreas de juego. De esta manera el crear situaciones de juego con menor cantidad de jugadores, reglas adaptadas y en menores dimensiones es muy interesante desde el punto de vista de la asimilación de conceptos tanto defensivos como de ataque (Silva, Vilar, Davids, Araujo y Garganta, 2016), ejecutándose situaciones que pueden darse durante el juego real con mayor frecuencia (Gibson, Folgado, Pereira de Andrade y Greco, 2015).

A estos ejercicios se le conoce con el nombre de small side game (SSG) (Capranica, Tessitore, Guidetti y Figura, 2001; Fradua, Zubillaga, Caro, Fernández-García, Ruiz-Ruiz y Tenga, 2013; Hill-Haas, Dawson, Impellizzeri y Coutts, 2011; Rampinini, Impellizzeri, Castagna, Abt, Chamari, Sassi y Marcora, 2007; Reilly, 2005 a, 2005 b). Los SSG son ampliamente considerados como una herramienta adecuada para que el rendimiento físico, las habilidades técnicas y el conocimiento táctico se desarrollen simultáneamente (Fradua y col. 2013). Requiriendo de un alto nivel de conocimientos técnicos y de capacidad para tomar decisiones tácticas (Harrison, Kilding, Gill y Kinugasa, 2013), como se define desde la modelación táctica en el apartado táctica con los fundamentos tácticos.

Los SSG se utilizaron originalmente para el desarrollo de las habilidades técnico-tácticas (Fradua y col. 2013; Rampinini y col. 2007) y la modelación táctica se sirve de ellos con el propósito sobre todo táctico. Según Bangsbo y Peitersen (2000) el juego acumulativo y la prevención de gol se producen cerca de la propia meta, el establecimiento de juego y la transición se produce en el centro del campo y la penetración y el acabado ocurre cerca de la portería rival. Por lo tanto, parece que hay habilidades técnico-táctica específicas relacionadas con las fases y áreas del campo y por eso la modelación táctica da respuesta a esta premisa del futbol estableciendo las fases del juego y sus peculiaridades en objetivos tácticos. 

Los SSG son el tipo de tareas de entrenamiento que mejor permiten poner en práctica el modelo de juego propuesto por los entrenadores (Tamarit, 2007; White y Mcfarlane, 2015) y así es como se hace en la modelación táctica, que fundamenta los entrenamientos sobre el principio de la especificidad, para que las situaciones de juego puedan ser replicadas en la competición real con mayor asiduidad. De esta manera, durante estos juegos los jugadores experimentan situaciones que se van a encontrar durante la competición o muy próximas a ella (Owen, Twist y Ford, 2004).

Se emplean con la intención de desarrollar las habilidades técnico-tácticas (Jones y Drust, 2007; Reilly, 2005 a, 2005 b; San Román-Quintana, Casamichana, Castellano y Calleja-Gonzalez, 2014) y de incrementar los niveles de resistencia en jugadores de futbol (Hill-Haas, Coutts, Rowsell y Dawson, 2009; HiIl-Haas, Dawson, Coutts y Rowsell, 2009, Impellizeri, Marcora, Castagna, Reilly, Sassi, Iaia y Rampinini, 2006), con objetivos tácticos, estratégicos y/o epistemológicos, situaciones simuladoras preferenciales, para aplicar el modelo de juego, con la intención de desarrollar su táctica en interacción al mismo tiempo (Flanagan y Merrick, 2002 en San Román-Quintana y col. 2014; Gabbett y Mulvey, 2008).

Los SSG son situaciones que requieren de buenas habilidades tanto técnicas (pasar, driblar, fintar…); como tácticas (desplazamientos sin balón en desmarques y cooperación con los compañeros, impregnadas ahora de todo el gran cuerpo de fundamentos tácticos que son la novedad que representa la modelación táctica), ya que para mantener la alta intensidad necesaria para la adaptación optima aeróbica durante SSG (Clemente, Figueiredo, Martins, Mendes y Wong, 2016), se requieren niveles adecuados de habilidad técnicas pero sobre todo táctica (Harrison y col. 2013; Hill-Haas, Dawson, Impellizzeri y Coutts, 2011).

Debido a esta laguna conceptual táctica generalizada, con términos ambiguos y poco rigurosos, como los desplazamientos o la cooperación, sin especificar y concretar, se ha construido la modelación táctica (Hermoso-Serrano, 2017), concretando exactamente en qué consiste cada posibilidad táctica y definiendo con precisión todas y cada una de las jugadas, estableciendo las que son de incumbencia primera para el desarrollo táctico del futbol, a través del nuevo concepto de modelo de juego que queda completado, con su progreso hasta evolucionar la sincronización táctica del sistema de juego.

La comparación directa entre estudios es difícil debido a las variaciones metodológicas, como las características de los participantes, el número de jugadores, el tamaño del terreno de juego, la duración del juego, reglas e instrucciones (Aslan, 2013). Sin embargo, todos estos estudios sugieren que el entrenamiento basado en los SSG ofrece un seguro, efectico y especifico método de entrenamiento para los jugadores de futbol (Gabbett y Mulvey, 2008; Gabbett, Jenkins y Abernethy, 2009), siendo pertinentes (Wein, 1995; San Román-Quintana y col. 2014) por multitud de factores ente los que cabe destacar la fácil configuración de una gran variedad de SSG utilizando reglas simplificadas, flexibles y siempre adaptables a la competencia motriz de los jugadores, con lo que se potencia la creatividad del jugador, contribuyendo a la toma de decisiones del individuo, en el mismo contexto de intermotricidad simultanea que demanda el futbol (Parlebas, 2001; San Román-Quintana y col. 2014). Este hecho es el que ha propiciado que la modelación táctica se sirva de los SSG como recurso para conseguir el logro de la definición del modelo de juego.

Con el objetivo de diseñar una metodología de intervención de enseñanza en futbol, mediante SSG, más eficientes, una de las principales cuestiones que se plantean en la literatura científica especializada se centra en indagar sobre el conocimiento específico que los futbolistas tienen sobre teoría táctica en futbol y su capacidad para aplicarla durante la práctica deportiva. Por ello, el presente trabajo trata de enunciar, definir, describir y analizar los fundamentos tácticos en el rendimiento del juego en futbol, con el objetivo principal de comprobar si esta novedad planteada desde la modelación táctica, hace de ella un método de entrenamiento efectivo, en comparación con el método tradicional.

MÉTODO

Participantes:

En este estudio participaron 40 jugadores (género masculino) divididos en dos grupos, 20 en el grupo control (edad: 11,38 ± 0,31 años, altura: 150,45 ± 7,85, peso: 46,25 ± 10,67 kg) y 20 en el grupo experimental (edad: 10,52 ± 0,28 años, altura: 142,8 ± 5,41 cm, peso: 37,30 ± 5,94 kg). Así mismo, la frecuencia a los entrenamientos de los jugadores durante el tratamiento fue de 6 sesiones con una duración de 90 minutos cada una. Todos los jugadores fueron cuidadosamente informados del diseño de la investigación, requerimientos, beneficios y posibles riesgos, dando su consentimiento informado antes de que cualquier medición fuera realizada (Casamichana, San Román-Quintana, Calleja-González y Castellano, 2013).

Instrumentos:

Se utilizaron 2 cámaras de video fijas (Sony DCR-SR15E, Japón) colocadas en el centro de la línea de banda en un trípode (Almeida, Ferreira y Volossovitch, 2013) a una altura de metro y medio. Las grabaciones se reprodujeron para evaluar la táctica basada en la modelación táctica y su contenido, con la ocurrencia de seis de los fundamentos tácticos de ataque del futbol (Hermoso-Serrano, 2017) según el nuevo cuerpo teórico de la modelación táctica, de desmarque de apoyo, desmarque de ruptura, pase y progresión, pared, sobreposición y cruce.

  1. Desmarque de Apoyo: Finta y desplazamiento del jugador sin balón hacia el jugador con balón para facilitar la recepción.
  2. Desmarque de Ruptura: Finta y desplazamiento del jugador sin balón a un espacio libre.
  3. Pase y progresión: Jugador con balón realiza a continuación del pase y una progresión buscando profundidad y/o anchura.
  4. Pared: Pase y va mas recepción de vuelta.
  5. Cruce: Jugador sin balón corta por delante del jugador en posesión de la pelota.
  6. Sobreposición: Jugador sin balón se desplaza por detrás del jugador con balón.

Diseño y Variables:

El diseño que se utilizo fue un entre-grupos pre-post con dos grupos, un grupo experimental y un grupo control midiendo en ambos antes y después. En el grupo experimental se aplico el tratamiento innovador modelación táctica (Hermoso-Serrano, 2017) y al grupo control se le aplico un tratamiento convencional, tradicional. Por lo tanto, la variable independiente, la que se manipuló, consistió en el tipo de entrenamiento en futbol.

Las variables dependientes, lo que se midió, fue la frecuencia de los fundamentos tácticos del instrumental.

Procedimiento:

Inicialmente se construyeron los fundamentos tácticos. Durante el propio desarrollo del experimento prosiguió la medida previa. Para evitar desequilibrio ente el nivel de los jugadores (Casamichana, Castellano, Blanco-Villaseñor y Usabiaga, 2012) que conformaban los equipos, estos fueron configurados según rol (defensa, mediocentro o delantero) y según nivel técnico-táctico, otorgando un 3 a lo que tenían un nivel más alto y un 1 a los que tenían el nivel más bajo. Estas valoraciones subjetivas fueron realizadas por el entrenador en cada caso, separando a los jugadores y categorizando equipos sin diferencias significativas (Casamichana y col. 2012).

Para el desarrollo de la medida 1 (SSG1) se seleccionaron 2 áreas de juego de 40x60 metros (2400 m2) (Sampaio y Maças, 2011), las medidas oficiales del terreno de juego en la categoría alevín 7x7 (Almeida, Ferreira y Volossovitch, 2013), en un terreno exterior de hierba artificial (Casamichana y col. 2012). Se realizaron 2 ensayos de 15 minutos cada uno, con 5 minutos de descanso, en forma de recuperación pasiva (Almeida, Ferreira y Volossovitch, 2013), entre los ensayos.

Para el desarrollo de la medida 2 (SSG2) se seleccionaron 3 áreas de juego de 25x30 metros (750 m2) en formato de SSG en un terreno exterior de hierba artificial. Se realizaron 5 repeticiones de 3x3 (Harrison y col. 2013), 5 minutos cada uno, con 1 minuto de descanso, en forma de recuperación activa (Dellal, Chamari, Pintus, Girard, Cotte y Keller, 2008; Dellal, Wong, Moalla y Chamari, 2010), entre cada uno de los ensayos. En ambas se anotaba la frecuencia de los fundamentos tácticos durante el tiempo de juego mediante el análisis del video (Harrison y col. 2013). Se distribuyeron 8 balones en la periferia del campo para maximizar el tiempo efectivo de juego (Casamichana y Castellano, 2010).

El tratamiento se ejecuto durante los entrenamientos. Se aplicaron seis sesiones de este novedoso método de entrenamiento, denominado modelación táctica (Hermoso-Serrano, 2017), con los fundamentos tácticos referidos en el instrumental, llevando a cabo sesiones en las que el contenido principal eran los fundamentos tácticos de la modelación táctica. Este tratamiento se propuso como alternativa al entrenamiento convencional, en cuyas sesiones se trabajó la posesión y el manejo del balón, el pase y el tiro. Ambos tratamientos durante 6 sesiones a la misma hora del día de 90 minutos (Casamichana y col. 2013). Después se volvió a medir en el post test la variable dependiente en las mismas condiciones que en el pre-test. Se volvió a anotar el número ocurrencias tácticas durante el juego.

Análisis Estadístico.

En cuanto al análisis estadístico, los datos han sido presentados con medias y desviaciones estándar (Casamichana y col. 2013). Para la prueba de homogeneidad de las varianzas se utilizo un t-test. Además para estimar la presencia de diferencias significativas (Casamichana y col. 2012), se ha analizado la potencia con un test mds. Se han hecho explícitos los datos en los que se han encontrado diferencias significativas. Todos los análisis estadísticos inferenciales fueron realizados utilizando el paquete estadístico SPSS 17.0 (SPSS Inc., Illinois USA) para Windows (Casamichana y col. 2013) y la estadística descriptiva en el Excel del paquete Office de Microsoft. El nivel de significación admitido fue p<0,5.

RESULTADOS

Los datos obtenidos son los de las siguientes tablas. Las tablas 1 y 2 muestran los resultados de los pre-test y post-test de los fundamentos tácticos en el grupo control (GC) y el grupo experimental (GE). Para observar los datos, se exponen las medias con gráficos sobre la evolución de los datos para poder compararlos detenidamente, además de las desviaciones típicas para conocer la dispersión de los datos. Se observan diferencias significativas en el grupo experimental y con respecto al grupo control, sobre todo en la medida en formato 3x3.

Tabla 1. Media ± Desviación típica de cada fundamento táctico en 3x3

† Diferencias entre pre-post test: † P< 0,05; †† P< 0,01; ††† P< 0,001
*Diferencias entre GC y GE: * P< 0,05; ** P< 0,01; *** P< 0,001

Sobre la estadística inferencial, se ha realizado un análisis t-test, para buscar la mayor potencia estadística, como se puede apreciar en las tablas siguientes, resulta significativo en las variables en las que tiene que salir significativo, es decir en las comparaciones del pre-test y el post-test del grupo experimental y en referente a las comparaciones entre post-test sobre todo en la medida en formato 3x3 pero también aunque con menor significatividad en el 7x7. Por consiguiente, se pone de manifiesto como el efecto del tratamiento característico de la investigación, la modelación táctica da como resultado una significatividad bastante alta.

Tabla 2. Media ± desviación típica de cada fundamento táctico en 7x7

† Diferencias entre pre-post test: † P< 0,05; †† P< 0,01; ††† P< 0,001
*Diferencias entre GC y GE: * P< 0,05; ** P< 0,01; *** P< 0,001

Con la representación grafica de los datos se puede interpretar, rigurosamente, cómo han ido evolucionando los sujetos en función del grupo al que pertenecían en cada una de las medidas. En la medida SSG1 se cruzo el GC contra el GE en un partido en el formato oficial de la categoría (7x7), para el GE el resultado fue perder en el pre-test (2-3) y ganar en el post-test (4-2) después de recibir el tratamiento de la modelación táctica. Los goles en el post-test llegaron de jugadas fruto de la combinación colectiva de fundamentos tácticos. De los resultados si bien quizás no pueda interpretarse rotundamente que los fundamentos tácticos son la causa de los goles que llevaron a la victoria, si seguro que están relacionados con ellos, como bien puede observarse en la presencia de fundamentos tácticos de los gráficos siguientes.


Figura 1. Medias en 3x3


Figura 2. Medias del  7x7

Ofrecer la evolución que han sufrido los sujetos comparando el post-test y el pre-test, es interesante pues se deduce de una manera intuitiva, como el tratamiento experimental tiene un mayor efecto cuantitativo en cuanto a la frecuencia de los fundamentos tácticos, con respecto al tratamiento tradicional y también con respecto al propio pre-test experimental, tanto en formato de small side game 3x3 como en las dimensiones del juego real en la categoría alevín que es 7x7, los cuales fueron las medidas que se realizaron en el estudio.

Tabla 3. Evolución de los datos


Figura 3. Evolución

También se ha analizado la potencia del efecto de cada variable dependiente, es decir la táctica colectiva (Gibson y col. 2015), resultando también significativo con un poder considerablemente alto.

Tabla 4. Comparación de los fundamentos tácticos en SSG

DISCUSIÓN

Actualmente los small side game (SSG) son situaciones muy utilizadas en el proceso de entrenamiento en futbol (Mclean, Kerhervé, Lovell, Gorman y Solomon, 2016; Olthof, Frencken y Lemmink, 2015) por ello han sido tomados desde la modelación táctica como el formato que da lugar tanto a los tratamientos como a las medidas propias de la experiencia científica. Generalmente se introducen junto a diferentes aspectos del juego, y en la modelación táctica como la teoría táctica aplicada a la práctica, buscando siempre el mayor dominio táctico por parte de los jugadores. Su utilización se fundamenta en el principio de especificidad, el cual expone que mayores aumentos de rendimiento se obtienen cuando se simulan las demandas propias de la competición (San Roman-Quintana y col. 2014).

Para un optimo rendimiento en futbol, es necesario que los jugadores optimicen sus capacidades tácticas (Folgado, Lemmink, Frencken y Sampaio, 2014; Trasvassos, Gongalves, Marcelino, Monteiro y Sampaio, 2014), en esta línea, los SSG pueden mejorar dichas habilidades de manera simultánea y especifica, como el entorno adecuado para el desarrollo de los conceptos tácticos del modelo de juego (San Román-Quintana y col. 2014). La aplicación de la modelación táctica en el análisis de las tareas de entrenamiento es una perspectiva novedosa, porque hasta ahora nadie la ha aplicado al estudio de la competición y al proceso de entrenamiento en futbol.

La teoría aplicada al futbol según la modelación táctica, ofrece información muy valiosa a partir de su estructura de diseño multifuncional, que permite combinar de manera intercambiable diversos fundamentos tácticos, de tal forma que cada uno de ellos, solos o en combinación con otros, pueden resultar decisivos de cara a la riqueza táctica de las jugadas del modelo de juego presentado (Silva, Chung, Carvalho, Cardoso, Davids, Araujo y Garganta, 2016). Esta información no solo permite conocer el peso específico de cada acción táctica durante el objetivo del juego, sino que también permite la variabilidad de las mismas, para adaptarla a las limitaciones de los jugadores de todos los niveles (Moreira, Viana, Alves da Silva, Teoldo y Greco, 2015).

Los resultados verifican que los feedbacks, es decir, las instrucciones externas tuvieron el efecto previsto (Olthof y col. 2015; Sampaio, Lago, Gongalves, Macas y Leite, 2013) en la modelación táctica, no obstante, la lectura del juego debe ser una cualidad a desarrollar desde las primeras etapas de la formación de jóvenes futbolistas (Almeida, Ferreira y Volossovitch, 2013; Silva y col. 2016 a), por eso, ofrecérsela en forma de fundamento táctico, como se hace en la modelación táctica, es un paso vital para que los jugadores los incluyan en sus tomas de decisiones durante el juego con la experiencia, que es un aspecto que influye en el rendimiento competitivo (Cesar y Sigward, 2016)  y que está directamente relacionado con el tiempo de práctica y la competencia en futbol (Silva y col. 2016 b). De hecho, es posible que la menor experiencia de los jugadores participantes (era el primer o el segundo año que jugaban al futbol), es decir el poco desarrollo de la coordinación (Chang y Yu, 2016) de la muestra de este trabajo haya podido provocar un mayor número de errores tácticos (Dellal, Chamari, Wong, Ahmaidi, Keller, Barros, Bisciotti y Carling 2011; Dellal, Hill-Haas, Lago-Penas y Chamari, 2011; Dellal, Logo-Penas, Wong y Chamari, 2011).

No obstante los resultados muestran como la modelación táctica tiene un efecto significativo en cuanto a la presencia táctica, tanto con respecto a la medida inicial de desconocimiento por parte de los jugadores, como en comparación con el entrenamiento tradicional, donde se puede observar como la notoriedad táctica, origen de la riqueza de interacciones colectivas, es ínfima. Por otro lado, quizás en categorías más adultas, dada la literatura científica previa, los resultados serian más significativos puesto que la capacidad de asimilación para adoptar los fundamentos tácticos aumentaría (Crane y Temple, 2015).

Además, el formato de juego en 3x3 se muestra como más idóneo para buscar y trabajar la frecuencia de los fundamentos tácticos con respecto al 7x7. Esta conclusión está de acuerdo con estudios precedentes que muestra que con menor número de jugadores y menor área de juego las combinaciones entre jugadores son mayores (Frencken, Van der Plaats, Visscher y Lemmink, 2013; Silva y col. 2016 b). Una limitación mas que tiene que ser superada en investigaciones futuras consiste en la ausencia de fundamentos tácticos defensivos (Trasvassos, Bourbousson, Esteves, Marcelino, Pacheco y Davids, 2016; Van Maarseeven, Oudejans y Savelsbergh, 2015) de la modelación táctica en la contrastación empírica.

Es posible diseñar SSG adaptados para tener una representación más valida de las condiciones tácticas (Fradua y col. 2013; Mclean, Kerhervé, Lovell, Gorman y  Solomon, 2016; Trasvassos y col. 2014) y la modelación táctica tiene mucho que decir al definir, progresar y completar el modelo de juego. El SSG 6x6 + P es un formato oficial de juego competitivo utilizado en la categoría alevín (Almeida, Ferreira y Volossovitch, 2013). En formatos de SSG mas grandes, el número de acciones de cada jugador con la pelota tiende a disminuir, lo que aumenta la necesidad de formar una unidad efectiva de cooperación con los compañeros sobre la táctica del equipo (Almeida, Ferreira & Volossovitch, 2013).

En este sentido los datos coinciden con la literatura especializada, pues la presencia táctica es mayor en el formato reducido, lo que conlleva a la prescripción de este tipo de formatos con la finalidad de mejorar los fundamentos tácticos del juego. Los 30 minutos de juego útil no se corresponden con el tiempo efectivo de juego (Mclean y col. 2016) debido a las interrupciones (faltas, goles, saques de banda…) que se producen normalmente en partidos de futbol y mas tratándose de la categoría alevín donde los jugadores están dando los primeros toques al balón de su vida. Por ello, esto es una limitación, pero quizás se trate de una limitación necesaria, pues es el formato menos malo, si lo que se persigue es fomentar los fundamentos tácticos. Además, en categorías superiores con mayores niveles de experiencia esta limitación se supera mejor, por lo que la decisión es unánime en relación  con la idoneidad de estos formatos desde el punto de vista de la ocurrencia de los fundamentos tácticos.

La experiencia es un aspecto que influye en el rendimiento competitivo y que está directamente relacionada con el tiempo de la practica y la competencia en el futbol (Almeida, Ferreira y Volossovitch, 2013; Ford y Williams, 2012; Ward y Williams, 2003; Williams y Hodges, 2005). Estudios previos ya han señalado que los SSG son una estrategia eficaz para aumentar el tiempo de practica especifica de los jugadores y para mejorar las capacidades físicas y la coordinación (Silva y col. 2016 b) de las habilidades técnicas en la implicación táctica (Almeida, Ferreira y Volossovitch, 2013; Duarte, Batalha, Folgado, y Sampaio, 2009; Reilly, 2005). Las limitaciones individuales se refieren a las características intrínsecas de una persona, tales como la morfología corporal, la edad cronológica y biológica, los niveles de aptitud, habilidad o experiencia, desarrollo perceptivo y cognitivo, y otros (Almeida, Ferreira y Volossovitch, 2013; Smith, Harvey, Savory, Fairclough, Kozub y Kerr, 2015; Williams y Hodges, 2005) y estas pueden afectar.

Independientemente de su edad o habilidad los participantes de los diferentes estudios revisados  han realizado un mayor número de posesiones de balón, toques de balón, regates, pases, tiros, goles, intercepciones, recuperaciones cuando se exponen a SSG (Almeida, Ferreira y Volossovitch, 2013; Capranica, Tessitore, Guidetti, y Figura, 2001; Casamichana y Castellano, 2010; Hill-Haas y col. 2009 a, 2009 b; Jones y Drust, 2007; Duarte y col. 2009; Katis y Kelly, 2009; Kelly y Drust, 2009). En este sentido los resultados y las correspondientes limitaciones son quizás algo parejas entre estas investigaciones (Bernabé, Vollossovich, Duarte, Paulo Ferreira y Davids 2016; Silva y col 2016 b) y el presente estudio.

Desde un punto de vista misoneísta se puede achacar a la modelación táctica de tratarse de un tratamiento experimental y muy verde. Es licito, sin embargo, con la contrastación empírica de este estudio, se ha comprobado por el método hipotético deductivo como de una manera destacada y con valor independiente el numero de interacciones dirigidas, de jugadas elaboradas, las que se han llamado fundamentos tácticos en la modelación táctica, ocurren con mayor asiduidad y de forma significativa, tanto antes de haber trabajado sobre ellos como en comparación con el entrenamiento tradicional de ausencia de fundamentos tácticos. Tras los análisis propios del método científico se puede ver como al aumentar los fundamentos tácticos, la calidad de las interacciones aumenta y esto deriva en una mejora del juego colectivo, con una elaboración constructiva táctica de jugadas previas al resultado definitivo que es el gol.

Por eso, aunque la modelación táctica tenga que ser puesta a cuestión quizás en periodos de tiempo más largos, como una temporada y también sometida a juicio en categorías superiores. Se ha valorado en las características propias de la competición real de la etapa alevín (Almeida, Ferreira y Volossovitch, 2013), por lo que de manera general se puede concluir, que la calidad de las jugadas del juego colectivo, están relacionadas con los fundamentos tácticos y que aumentan con la modelación táctica, sea cual sea el formato de juego. Por esto jugar elaborado, fluido y bonito, aunque no sea equivalente a ganar, es un factor importante con la vista puesta en obtener el máximo rendimiento en la competición (White y Mcfarlane, 2015). Así las cosas, la búsqueda desde la modelación táctica se centra en la equivalencia entre la calidad de los movimientos, de las jugadas y los fundamentos tácticos, para de este modo, con esta analogía, completar el sistema de juego en futbol, que es el logro que permite dirigirse hacia ganar los partidos haciendo goles (Olthof y col. 2015).

CONCLUSIÓN:

Los formatos de juego reducido, con un menor número de jugadores y con menor espacio son los formatos más apropiados y adecuados para el desarrollo de los fundamentos tácticos del modelo de juego. Los SSG son un formato de entrenamiento efectivo para el desarrollo de los fundamentos tácticos del modelo de juego. El tratamiento de la modelación táctica tiene un efecto significativo sobre la frecuencia de los fundamentos tácticos en futbol. La modelación táctica se ha mostrado como un método de entrenamiento más eficaz y eficiente que el modelo tradicional para el entrenamiento de los fundamentos tácticos en futbol. La utilización de los fundamentos tácticos de la modelación táctica favorece el desarrollo del juego colectivo de los equipos de futbol, fomentando la participación y las combinaciones entre los jugadores, mediante y gracias a la relación de cooperación intergrupal, definida para el futbol que supone y surge de la modelación táctica en sí misma con su desarrollo táctico.

Referencias

1. Almeida, C.H., Ferreira, A.P. & Volossovitch, A. (2013). Offensive Sequences in Youth Soccer: Effects of Experience and Small-Sided Games. Journal Human Kinetics. 36: 97-106.

2. Aslan, A. (2013). Cardiovascular responses, perceived exertion and technical actions during small sided recreational soccer: Effects of pitch size and number player. Journal of human kinetics. 38, 95-105

3. Bangsbo, J., Mohr, M. & Krustrup, P. (2006). Physical and metabolic demands of training and match play in the elite football player. Journal of sport science. 24 (7), 665-674.

4. Bernabe, L., Vollossovich, A., Duarte, R., Paulo Ferreira, A. & Davids, K. (2016). Age related effects of practice experience on collective behaviours os football players in small sided game. Human Movement Science 48, 74-81

5. Capranica, L., Tessitore, A., Guidetti, L. & Figura, F. (2001). Heart rate and match analysis in pre-pubescent soccer players. Journal of Sports Sciences, 19, 379-384.

6. Casamichana, D. & Castellano, J. (2010). 'Time-motion, heart rate, perceptual and motor behaviour demands in small-sides soccer games: Effects of pitch size', Journal of Sports Sciences, 28: 14, 1615 — 1623,.

7. Casamichana, D., Castellano, J., Blanco-Villaseñor, A. y Usabiaga, O. (2012). Estudio de la percepción subjetiva del esfuerzo en tareas de entrenamiento en futbol a través de la teoría de la generabilidad. Revista de psicología del deporte 21 (1), 35-40.

8. Casamichana, D., San Román-Quintana, J., Calleja-Gonzalez, J. y Castellano, J. (2013). Utilización de la limitación de contactos en el entrenamiento en futbol: ¿afecta a las demandas físicas y fisiológicas?. International journal of sport science. 33 (9), 208-221.

9. Cesar, G.M. & Sigward, S.M. (2016). Dynamic stability during running gait termination: Predictors for successful control of forward momentum in children and adults. Human Movement Science 48, 37–43

10. Chang, S. & Yu, N. (2016). Comparison of motor praxis and performance in children with varying levels of developmental coordination disorder. Human Movement Science 48, 7–14

11. Clemente, F.M., Figueiredo, A.J., Martins, F.M.L., Mendes, R.S. & Wong, D.P. (2016). Physical and technical performances are not associated with tactical prominence in Under 14 soccer matches. Research in sport medicine 24, 4-31

12. Crane, J. & Temple, V. (2015). A systematic review of dropout from organized sport among children and youth. European Physical Education Review, 21, (1) 114–131

13. Dellal, A., Chamari, K., Pintus, A., Girard, O., Cotte, T. & Keller, D. (2008). Heart rate responses during small sided games and short intermittent running training in elite soccer player: a comparative study. Journal of strength and conditioning research, 22 (5), 1449-1457.

14. Dellal, A., Chamari, K., Wong, Del P., Ahmaidi, S., Keller, D., Barros, R., Bisciotti, G.N. & Carling, C. (2011). Comparison of physical and technical performance in European soccer match-play: FA Premier League and La Liga', European Journal of Sport Science, 11: 1, 51 — 59.

15. Dellal, A., Hill-Haas, S., Lago-Penas, C. & Chamari, K. (2011). Small sided games in soccer: amateur vs. professional players physiological responses, physical and technical activities. Journal of Strength and Conditioning Research 25(9), 2371–2381

16. Dellal, A., Logo-Penas, C., Wong, D.P. & Chamari, K. (2011). Effect of the number of ball contact within bouts of 4 vs. small sided soccer game. International journal of sports physiology and performance. 6 (3), 322-333.

17. Dellal, A., Wong, D. P., Moalla, W. & Chamari, K. (2010). Physical and technical activity of soccer players in the French first league with especial reference to their playing position. International sport medicine journal. 11 (2), 278-290

18. Duarte, R., Batalha, N., Folgado, H. & Sampaio, J. (2009). Effects of Exercise Duration and Number of Players in Heart Rate Responses and Technical Skills During Futsal Small-sided Games. The Open Sports Sciences Journal, 2, 37-41

19. Folgado, H., Lemmink, K.A.P.M., Frencken, W. & Sampaio, J., (2014). Length, width and centroid distance as measures of teams tactical performance in youth football. European Journal of Sport Science, 14: (1), 487-492

20. Ford, P.R. & Williams, M. (2012). The developmental activities engaged in by elite youth soccer players who progressed to professional status compared to those who did not. Psychology of sport and exercise. 13, 349-352

21. Fradua, L., Zubillaga, A., Caro, O., Fernández-García, A.I., Ruiz-Ruiz, C. & Tenga, A. (2013). Designing small-sided games for training tactical aspects in soccer: Extrapolating pitch sizes from full-size professional. Journal of Sports Sciences, 31:6, 573-581

22. Frencken, W., Van der Plaats, J., Visscher, C. & Lemmink, K. (2013). Size matters: pitchdimensions constrain interactive team behaviour in soccer. J Syst Sci Complex 26(1):85–93.

23. Gabbett, T.J. & Mulvey, M. (2008). Time motion analysis of small sided training games and competition in elite women soccer players. Journal of Strengh and Conditioning Research, 22 (2), 543-552.

24. Gabbett, T.J., Jenkins, D. & Abernethy, B. (2009). Gamed based training for improvising skill and physical fitness in team sport athletes. International Journal of Sport Science & Coaching, 4 (2), 273-283.

25. Gibson, M.P., Folgado, H., Pereira de Andrade, A.G. & Greco, J.P. (2015). Influence of additional players on collective tactical behaviour in small sided soccer games. Rev Bras Cineantropom Hum. 18 (1), 62-71.

26. Harrison, C.B., Kilding, A.B., Gill, N.D. & Kinugasa, T. (2013). Small-sided games for young athletes: is game specificity influential?, Journal of Sports Sciences.

27. Hermoso-Serrano, H. (2017). Modelación Táctica. Mcsports. Pontevedra.

28. Hill-Haas, S., Coutts, A., Rowsell, G. & Dawson, B. (2009). Generic versus small sided training in soccer. International journal of sport medicine, 30 (3), 636-642

29. Hill-Haas, S., Dawson, B., Coutts, A. & Rowsell, G. (2009). Physiological responses and time-motion characteristics of various small side soccer games in youth players. Journal of Sport Science, 27, 1-8.

30. Hill-Haas, S.V., Dawson, B., Impellizzeri, F.M. & Coutts, A. (2011). Physiology of small side game raining in football. Sport med 41, (3), 199-220).

31. Impellizzeri, F., Marcora, S.M., Castagna, C., Reilly, T., Sassi, A., Iaia, F. & Rampinini, E. (2006). Physiological and performance effects of generic versus specific aerobic training in soccer players. International Journal of Sport Medicine, 27 (6), 483-492.

32. Jones, S. & Drust, B. (2007). Physiological and technical demands of 4x4 and 8x8 in elite youth soccer players. Kinesiology, 39 (2), 150-156.

33. Katis, A. & Kellis, E. (2009). Effects of small-sided games on physical conditioning and performance in young soccer players. Journal of Sports Science and Medicine 8, 374-380

34. Kelly, D. & Drust, B. (2009). The effect of pitch dimensions on heart rate responses and technical demands of small-sided soccer games in elite players. Journal of Science and Medicine in Sport. 12, 475-479

35. McLean, S. Kerhervé, H. Lovell,G.P., Gorman, A.D. & Solomon, C. (2016). The Effect of Recovery Duration on Vastus Lateralis Oxygenation, Heart Rate, Perceived Exertion and Time Motion Descriptors during Small Sided Football Games. PLoS ONE 11 (2).

36. Moreira, P.G., Viana, S.V., Alves da Silva, C.J.M., Teoldo, I.C. & Greco, P.J. (2015). Relationship between tactical and technical performance in youth soccer players. Rev Bras Cineantropom Desempenho Hum, 17(2), 136-144

37. Olthof, S.B.H., Frencken, W.G.P., & Lemmink, K.A.P.M (2015). The older, the wider: On-field tactical behavior of elite-standard youth soccer players in small-sided games. Human Movement Science 41, 92–102

38. Owen, A., Twist, C. & Ford, F. (2004). Small sided games: the physiological and technical effect of altering pitch size and player numbers. Insight, 7 (2), 50-53.

39. Parlebas, P. (2001). Juegos, deporte y sociedad. Léxico de praxiologia motriz. Madrid. Paidotribo.

40. Rampinini, E., Impellizzeri, F., Castagna, D., Abt, G.A., Chamari, K., Sassi, A. & Marcora, M. (2007). Factors influencing physiological responses to small-sided soccer games. Journal of Sports Sciences. 25, 659-666.

41. Reilly, T. (2005). An ergonomics model of the soccer training process. Journal of sport sciences. 23 (6), 561-572.

42. Reilly, T. (2005). Training specificity for soccer. International journal of applied sport sciences. 17 (2), 17-25.

43. Sampaio, J. & Macas, V. (2012). Measuring tactical behaviour in football. International journal of sport medicine. 33 (5), 1-7

44. Sampaio, J.E., Lago, C., Gongalves, B., Macas, V.M. & Leite, N. (2013). Effects of pacing, status and unbalance in time motion variables, heart rate and tactical behaviour when playing 5-a-side football small-sided games. Journal of science and medicin and sport.

45. San Roman-Quintana, L., Casamichana, D., Castellano, J. y Calleja-Gonzalez, J. (2014). Comparativa del perfil físico y fisiológico de los juegos reducidos VS partidos de competición en futbol. Journal of Sport and Health Research, 6 (1), 19-28.

46. Silva, P., Chung, D. Carvalho, T., Cardoso, T., Davids, K., Araujo, D. & Garganta, J. (2016). Practice effects on intra-team synergies in football teams. Human Movement Science 46, 39–51

47. Silva, P., Vilar, L., Davids, K., Araujo, D. & Garganta, J. (2016). Sports teams as complex adaptive systems: manipulating player numbers shapes behaviours during football small‑sided games. SpringerPlus 5 (191)

48. Smith, L., Harvey, S., Savory, L., Fairclough, S., Kozub, S. & Kerr, C. (2015). Physical activity levels and motivational responses of boys and girls: A comparison of direct instruction and tactical games models of games teaching in physical education. European Physical Education Review. 21 (1), 93–113

49. Tamarit, X. (2007). ¿Que es la periodizacion tactica? Vivenciar el juego para condicionar el juego. Pontevedra. MC Sport.

50. Trasvassos, B., Bourbousson, J., Esteves, P.T., Marcelino, R., Pacheco, M. & Davids, K., (2016). Adaptive behaviours of attacking futsal teams to opposition defensive formations. Human Movement Science. 47, 98–105

51. Trasvassos, B., Gongalves, B., Marcelino, R., Monteiro, R. & Sampaio, J., (2014). How perceiving additional targets modifies teams’ tactical behavior during football small-sided games. Human Movement Science 38, 241–250

52. Van Maarseveen, M.J.J., Oudejans, R.R.D. & Savelsbergh, G.J.P. (2015). Pattern recall skills of talented soccer players: Two new methods applied. Human Movement Science 41, 59–75.

53. Ward, P. & Williams, A.M. (2003). Perceptual and cognitive skill development in soccer: the multidimensional nature of sport performance. Journal of sport & exercise psychology. 25, 93-111

54. White, A.D. & Macfarlane, N.G. (2016). Contextual effects on activity profiles of domestic field hockey during competition and training. Human Movement Science. 40, 422–431

55. Williams, A.M. & Hodges, N.J. (2005). Practice, instruction and skill acquisition in soccer: Challenging tradition. Journal of sport sciences. 23 (6), 637-650

Cita en Rev Entren Deport

Francisco Javier Ocaña-Wilhelmi Gabriel Delgado-García (2018). Efecto de la Modelación Táctica Sobre la Frecuencia de Elección de los Fundamentos Tácticos de Ataque en Fútbol. (4).
https://g-se.com/efecto-de-la-modelacion-tactica-sobre-la-frecuencia-de-eleccion-de-los-fundamentos-tacticos-de-ataque-en-futbol-2368-sa-D5a580104340f3

0 visitas
Descargar artículo en PDF